Friday, July 8, 2011

¡Nó...no se acentúa, pero para Jess! sí es necesario el acento...

"No", tan poderoso como la madre que le dice a su niño de dos años, "Eso 'no' se toca", "No se hace", "No". Y los dos años, para las que somos madres, los terribles dos duran hasta los 5 años, se postergan, se alargan, se perpetuan..."no".

Para Jess! No es ¡Nó!, con acento, con prepotencia. Algo así como "ya basta de paños tibios, no está permitido y se acabó...es .

Un mesero que se presenta a trabajar trasnochado, con un uniforme sucio, desgarbado, "5 o'clock shadow", ojos rojos y una actitud de "I don't give a damn". ¡Nó!

Una mesera con el pelo suelto, aretes hasta en la punta de la lengua. Agotada por la noche de dulce pasión, con ese "feeling" de "mañana entro a las 10, hangeo hasta el amanezca" ¡Nó!

Un chef con el "chef coat" gris de tanta grasa, sucio y sudor. Con impaciencia por sacar platos sin prestarle tesón al arte de "artes culinarias". Con un "chef coat" que ha visitado el baño, el parking para el "garet", el "smoke", el salón para comer y volver a la cocina a cocinar los platos que tu y yo nos comemos. ¡Nó!

Un ¡Nó!, a verificar cada dos minutos el celular, a ocultarse en una esquina a "chatear", a ir al baño a mandar emails, a distraerse con la mesera nueva (¡que buena está la condená!) mientras el cliente espera (ruega) por servicio en la mesa...

Un gerente, graduado de Administración de Empresas o de Administración de Hoteles y Restaurantes, que huye cuando el salón está "full". Un chef graduado de IBC, ó HJC, o cualquier instituto de educación sub-superior que entiende es el que es, solo porque fue...¡Nó!

Puerto Rico merece, y todo el que lo visita merece, una cultura de servicio que le guste servir, que muera por servir, que le apasione servir. Que sepa que el dinero es un "added value" porque su trabajo es lo que realmente vale. Puerto Rico necesita que el servicio al cliente sea un alicente, un "must", un "si no sirvo, no cobro" y "sirvo porque me gusta servir"...Cuando Jess! le dice a sus clientes "un excelente mesero vale 20 veces lo que vale un 'billboard'", no es cuento...es la ¡REALIDAD!

Así que Jess! les enseña a la casa a decir que ¡Nó!, cuando el servicio es "sub-par", cuando el staff no da lo que tiene que dar, cuando la casa dice: 'que más da'...es hora de dejar paños tibias atrás...es hora de que todos entiendan ¡QUE EL SERVICIO AL CLIENTE ES EL EXITO DE TODO ESTABLECIMIENTO QUE QUIERE TRIUNFAR!

No comments: